cabecera familia

María Fernanda Noboa Escrito por  Oct 01, 2015 - 693 Views

La familia reconstituída: Cuando papá o mamá se vuelven a casar

Se llama familia reconstituida cuando uno, o los dos miembros de la nueva pareja han tenido un matrimonio anterior del cual existen hijos.

Luego de su primer matrimonio, donde tuvieron hijos, sea que terminó por divorcio o viudez, enamorarse otra vez es una opción para muchos; pensar en formar un nuevo hogar con la persona con la que han estado relacionándose, quien a su vez podría ser soltera, viuda o divorciada con o sin hijos.

Las variables son múltiples y los resultados también, y dependiendo de esto será el grado de complejidad en las relaciones de la familia a conformarse, pues no es lo mismo que uno de los dos tenga hijos y el otro no, a que los dos tengan hijos y todos vivan bajo el mismo techo, lo que sucedería si un viudo con hijos se casara con una mujer que tenga varios hijos de un matrimonio anterior. La edad de los hijos, también determinará el grado de dificultad en la adaptación familiar, ya que no es distinto si son niños pequeños o adolescentes.

Si como familia han atravesado la muerte de su padre o madre, o el divorcio de éstos, serán una familia que ha conocido un dolor muy grande, ya que estos factores causan uno de los sufrimientos más fuertes que un hijo puede vivir.

Así pues, el punto de partida de una familia reconstituida es la pérdida, por lo tanto los miembros de ésta, adultos y niños han vivido un proceso de sufrimiento. Los hijos han pasado o están pasando momentos muy duros, donde tendrá que haber de parte de los padres, contención, paciencia, y respeto a los tiempos, para que logren adaptarse a una nueva familia de forma positiva y sana.

Estoy saliendo con alguien: ¿Se lo digo a mis hijos?

Si has conocido a una persona con la que estás feliz, y proyectas que podría ser una relación seria y estable, debes presentarla a tus hijos, para que se familiaricen, a la vez vayan asumiendo que su mamá o papá está interesado y ha empezado a querer a alguien, a más de ellos, y que no es su otro papá o mamá. Como nadie ama lo que no conoce, les das la oportunidad de vivir el proceso de esta nueva relación en que podrán conocer y tal vez aceptar a tu nueva pareja, respetando los tiempos; con la posibilidad de que eventualmente lleguen a querer a esta nueva persona. De tal manera que cuando decidan que es momento de casarse no sea una sorpresa para ellos, sino algo que  veían venir.

No es aconsejable presentarle a los hijos a cada persona con la que puedan estar saliendo, pues este ir y venir de amigos/as solo les causa inseguridad e inestabilidad.

Al igual que deben evitar el mantener una relación secreta y hacerla pública a los hijos cuando ya han decidido casarse en fecha próxima, pues ellos no alcanzan a procesar tan rápido los sucesos y peor aún ver al papá o mamá tan involucrados en una relación que apenas es nueva para ellos. Solo les causará inseguridad en relación al amor de su padre o madre, desconfianza de la persona que se casará con él/ella, y rechazo. Dificultando seriamente la relación de la nueva pareja con los hijos propios.

¡Que cada uno duerma en su casa!

Si quieres que tus hijos se sientan a gusto con tu relación, es indispensable que respetes sus espacios, y el más importante es su casa y la hora de ir a dormir. Frases como éstas son comunes cuando los padres transgreden la intimidad de los hijos llevándolos a dormir a casa del novio/a o trayendo al novio/a a dormir a casa:

“Mi mami nos llevó a dormir a casa de su novio. No entiendo qué hacemos ahí.”

“La novia de mi papi duerme en casa, y se pone brava cuando lo abrazo” “La novia de mi papi viene a dormir a casa y trae a su hijito” “Ellos dos duermen con mi papi.” “No lo soporto.” “¿por qué tengo que compartir con ellos si yo solo veo a mi papi los fines de semana?”

“Tengo miedo de perder a mi papá, ahora sólo lo veo cuando está con su nueva novia, nunca está a solas conmigo” “Mi mamá tiene un novio que ahora duerme en casa, en la cama que era de mi papi, lo odio.” “Mi mamá tiene un nuevo novio, que también duerme en casa los sábados, igual que hacía el anterior”

Es difícil para los hijos aceptar una nueva pareja de papá o mamá, no se lo hagas más doloroso y valora los momentos de intimidad con ellos, diferenciándolos de los momentos con tu nueva pareja.

El orden es importante en la vida, y tus hijos agradecerán y valorarán que tu sigas el proceso ordenado en tu vida y en la de ellos, en especial si han sufrido el divorcio de sus padres, llevando un noviazgo con tu pareja fuera de casa y luego de un proceso prudente podrá venir la boda, cuando compartirán un hogar común. Recuerda que cada decisión que tomes tiene un efecto en tus hijos, consecuencia que deberás asumir con responsabilidad

La decisión de casarse con la nueva pareja.

Una vez que deciden casarse y lo comunican a los hijos deberán estar preparados para diferentes tipos de reacciones. Si tienen hijos muy pequeños, es probable que estén contentos porque se han encariñado con el novio o novia de papá o mamá. Pero si sus hijos son adolescentes, seguramente estarán tristes o disgustados, sobre todo si su otro papá o mamá de los que ustedes se divorciaron, están solos, y sus hijos tenían el sueño que algún día volverían a estar todos juntos, lo cual es muy normal. Este nuevo matrimonio acaba con la esperanza de los hijos de tener a sus padres casados nuevamente.

Una de las penas más grandes de los hijos es sentir que uno de los papás se queda solo, y resienten que el otro pueda estar tan feliz con otra persona, mientras aquel papá o mamá sufre.

Es importante que ustedes, los padres que optan por un nuevo matrimonio tengan expectativas muy aterrizadas en cuanto la vivencia emocional de sus hijos con respecto a su nueva pareja. Lo más probable es que ellos tengan sentimientos confusos de resentimiento, tristeza, decepción, odio, miedo y cariño si es que tu pareja les cae bien, o han logrado aceptarla.

Ese es el momento en que sus hijos necesitarán de la comprensión y paciencia de sus padres, pues estarán a travesando una etapa de aceptación de su nueva circunstancia.

Estas vivencias suceden con el primero de sus padres que contrae un nuevo matrimonio, para cuando el segundo de sus padres decida tener una nueva familia, ya habrán conocido esta nueva realidad, con lo cual el proceso que atraviesan les será más familiar, lo que no significa que por conocido esté ausente de dolor.

 

Etiquetado como
María Fernanda Noboa

Psicoterapeuta de Familia y de Pareja

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

CONTÁCTANOS

    • Contribuye a formar familias con valores y herramientas que eduquen con la firmeza y AMOR necesarios para cimentar una sociedad de cambios constantes
    • Porque Padres educados pueden educar con la firmeza y Amor necesarios para cimentar una sociedad que enfrenta cambios constantes

 

  • Escríbenos a nuestro Consultorio Online
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…