cabecera bebe

María Fernanda Noboa Escrito por  Sep 16, 2016 - 489 Views

Listo para dejar el pañal

Cuando somos mamás por primera vez hay ciertas dudas o preguntas con no hacemos constantemente que coinciden entre casi todas nosotras.  Una de esas dudas es si mi hijo estará listo para dejar el pañal y cuál será el momento adecuado para hacerlo. A la inseguridad natural que podamos tener hay que añadirle las opiniones de la mamá, suegra o tía mayores, que en muchas ocasiones tienen alguna experiencia o anécdota de algún hijo al que quitaron los pañales y controlaba esfínteres a muy temprana edad, siendo este comentario contrario a la literatura que has encontrado sobre el tema.  Estos comentarios no solo confunden, sino que crean presión para que hagas las cosas tal cual ellas lo hicieron en su momento, muy a menudo con un pensamiento implícito, que si no lo haces es porque eres floja, perezosa, por lo tanto mala madre, pues tu bebé podría estar atrasándose en su desarrollo porque tu no te atreves.

¿Cuando está listo para dejar el pañal?

Usualmente los bebés al rededor de los 2 años (24 meses) están listos biológicamente para poder controlar esfínteres, aunque esta edad no es exacta para todos los niños, pues hay niños que maduran en distintos momentos  considerándose esta edad un punto de partida desde cuando podrían ya estar listos, para controlar, y por lo tanto para que tú inicies su entrenamiento en dejar el pañal.  No hay apuro, podrás atrasar este entrenamiento unos meses sin que haya ninguna repercusión negativa. ¿Cómo sabes que ya está listo? Ellos empiezan a tocar el pañal como señal que han hecho SS, o te anuncian que ya han hecho SS diciéndotelo, y pidiéndote un cambio de pañal. Primero controlan el intestino y luego la vejiga.  Si notas que tu hijo no está listo,  será mejor que atrases el proceso. Usualmente si hasta los 3 años no logra controlar sus esfínteres será necesario que  consultes con tu pediatra. El pañal de la noche es otra historia, pues primero deberás entrenarlo para que use la bacenilla durante el día,  observando durante las mañanas si el pañal de la noche amanece seco o mojado.  El momento en que tu niño amanezca con el pañal seco, estará listo para que se lo quites, lo que puede suceder cerca de los 3 años.

¿Cómo iniciar el proceso?

  • Observa si tu hijo te da señales que siente ganas de orinar o de hacer SS
  • Si notas que ya esta consciente de esta sensación mira tu calendario para saber si tu cuentas con el tiempo para iniciar el proceso.
  • Comenta con tu pareja que has observado que tu hijo está listo y pídele que se sume al proceso.
  • Cuéntale a él que van a iniciar el proceso.
  • Si fuera posible sal a la tienda con él a comprar una bacenilla y unos calzones, dale a elegir entre dos modelos cuál le gusta más.
  • Compra un cuento sobre un niño que está dejando el pañal
  • Una vez que le sacas el pañal del día NO hay vuelta atrás.
  • Lee la historia del niño del cuento que has comprado y dile que él ha crecido y está listo para hacer lo mismo.
  • Despide junto a tu hijo al pañal del día y dale la bienvenida a los calzones y bacenilla.
  • En los días que inicias el entrenamiento lo recomendable es que le des de beber agua abundante y que estés en casa con él. Evita salir a la calle con él si no hay necesidad.
  • Procura estar tranquila, en calma, si no lo contagiarás de nervios o presión por lograrlo rápido.
  • Recuerda que tu hijo tendrá su propio ritmo, no lo presiones, ni lo retes si tiene un accidente.
  • Espera 1 hora y algunos minutos luego de tomar agua y lo llevas a sentar a la bacenilla, así si es que orina, el empezará a reconocer la sensación y empezará a avisar.
  • Primero reconocerá las sensación de hacer SS y más adelante  la de orinar, pues muchas veces orinará  casi automáticamente luego de hacer SS aprendiendo así a conocer cuando se llenó la vejiga y es hora de orinar.
  • Cuando te diga que quiere ir a la bacenilla, llévalo, no lo retrases o te distraigas con otra cosa, el necesita que sea rápido.
  • Cuéntale a los familiares cercanos y en el jardín para que te apoyen si fuera necesario
  • Es importante que sea una experiencia agradable en la que se anime a que tu hijo logre controlar sus esfínteres.
  • Cuándo tenga un accidente y no llegue a la bacenilla no lo reproches, anímalo a seguir diciéndole que esta vez tuvo un accidente, pero que seguro la próxima llegarán.
  • Vístelo con prendas fáciles de retirar, aunque al inicio del proceso será más sencillo que vista el calzón y una camiseta, para ser rápidos al momento de llegar al baño.
  • Muéstrale confianza en que sí puede hacerlo.

¿Qué hacer con la presión familiar?

Tendrás que tener mucha paciencia con la familia que te cuenta esas experiencias fantásticas de niños prodigio que pudieron avisar antes de los 24 meses.  La mejor opción para lograr esto es tener seguridad de tí misma y del proceso que has decidido seguir.  Para lograr esto es útil tener la opinión de tu pediatra, pues así les podrás decir que él así te lo ha sugerido, y si no fuera posible, apóyate en la literatura que existe sobre éste tema.  La confianza y seguridad en ti misma será clave en el proceso. ¡Que te vaya muy bien!

Etiquetado como
María Fernanda Noboa

Psicoterapeuta de Familia y de Pareja

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

CONTÁCTANOS

    • Contribuye a formar familias con valores y herramientas que eduquen con la firmeza y AMOR necesarios para cimentar una sociedad de cambios constantes
    • Porque Padres educados pueden educar con la firmeza y Amor necesarios para cimentar una sociedad que enfrenta cambios constantes

 

  • Escríbenos a nuestro Consultorio Online
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…