cabecera familia

Vanessa Velez Escrito por  Jun 05, 2019 - 472 Views

Mamás, bebés y perros. ¿Cómo debemos construir una relación entre ambos?

La llegada de un bebé al hogar es un momento de muchas emociones. Hay una larga espera de 9 meses que hace que su bienvenida sea uno de los momentos más increíbles que puede experimentar una familia.

Una de las tantas preocupaciones que tienen los nuevos papás es cómo reaccionará el perro que ha vivido antes con ellos. Entre las preguntas más comunes que se hacen son ¿Se pondrá celoso el perro? ¿Cómo hacemos para que reaccione bien? ¿Querrá a mi hijo? ¿Lo protegerá?

dachshund 1519374 640

 

Cuando la mujer está embarazada, el perro sabe que se viene un cambio. Los perros tienen una capacidad olfativa y receptiva mucho mejor que la del ser humano; por lo tanto, pueden llegar a sentir cambios dentro de ella. La mujer embarazada suele volverse más valiosa para ellos, es por eso que vemos a los perros muy pegados a sus dueñas, la siguen a todos lados y quieren mantenerse cerca de ella. Esto es algo que puede verse muy tierno, pero no debemos olvidar que los perros no tienen la capacidad racional del ser humano por lo tanto debemos prevenir que estos comportamientos luego se tornen en algo negativo como agresividad hacia otras personas que intentan acercarse a la mujer que está gestando.

Lo ideal es entrenar al perro desde cachorro o desde que llega al hogar; educándolo y enseñándole los límites y reglas de convivencia que se manejan en esa familia. Sin embargo, cuando la mujer queda embarazada es el momento ideal para reforzar esas reglas durante los siguientes 9 meses. Es lo mejor que podemos hacer por nuestros perros, ya que debido a los cambios que se avecinan es normal ver al perro confundido, triste o ansioso porque no entiende que pasa en su casa que todos actúan diferentes a como lo hacían antes. Debemos mantener la rutina del perro lo más normal posible, por eso la planificación anticipada es la clave. Si se va a cambiar algo dentro de la rutina, tenemos 9 meses para hacer ese cambio y practicarlo; y así para el perro será algo familiar y sentirá menos cambios.

Es aconsejable enseñarles algunos ejercicios de límites y respeto; como observar las cosas del bebé desde una distancia prudente, mantenerse cerca de la habitación del bebé, pero sin entrar hasta que tenga autorización, familiarizarlo con sonidos del bebé como el llanto, caminar adecuadamente con la correa a lado del coche, no coger los juguetes del bebé que se encuentren en el piso, entre otros.

Luego de la dulce espera llega el nuevo bebé y con eso llega el momento de la presentación. Muchos padres le llevan al perro prendas del bebé antes de la salida de la clínica para que identifique su olor. Es muy bueno para familiarizarlo.
Luego cuando lleguen todos a casa, el perro olerá ese olor particular y podrá identificarlo como algo que ya ha estado presente, pero esto no quiere decir que no le cause curiosidad.
Muchos papás dejan que el perro huela al bebé y lo investigue. Esto puede hacerse, pero es recomendable desde una distancia. No es aconsejable hacerlo de forma tan cercana. Los perros no tienen o no deben ser invasivos hacia los bebés. Al hacer esto, podemos darles un mal mensaje. Siempre debemos demostrarles que él bebe o su cuarto es algo que se respeta y no está bajo su responsabilidad velar por eso ni interrumpirlo.

dog 1718242 640

 

Los bebés pasan por varias etapas durante su crecimiento. Los perros deben respetar todas esas etapas. No debe ser permitido que cuando el bebé gatee o aprenda a caminar, el perro quiera perseguirlo ladrando o hacerlo tropezar. Por más que esto pueda parecer gracioso, no lo es. Los perros no tienen la capacidad racional de entender estas cosas y lo más común que sucederá es que despertarán sus instintos como animales y podrían ocurrir accidentes.
Por ejemplo, razas que se dedican al pastoreo como el Border Collie, Pastor Australiano, entre otros, lo más común es que quieran pastorear a un bebé. Esto puede provocar hasta un daño ya que ellos al mover las ovejas a veces deben morderlas o golpearlas con el hocico.

Para los perros, los bebes o niños pequeños no son los humanos que suelen ver día a día. Son seres extraños con movimientos graciosos y sonidos algo alterados. Es por esa razón, que nuestro liderazgo es super importante para demostrarles que los bebés o niños pequeños deben respetarlos. Y nosotros los adultos, enseñarles a los niños la naturaleza de los animales y por ende el respeto que debemos tener hacia ellos.

Vanessa Velez

Formación académica
Especialista en entrenamiento y comportamiento canino graduada en el centro de
entrenamiento Starmark

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

CONTÁCTANOS

    • Contribuye a formar familias con valores y herramientas que eduquen con la firmeza y AMOR necesarios para cimentar una sociedad de cambios constantes
    • Porque Padres educados pueden educar con la firmeza y Amor necesarios para cimentar una sociedad que enfrenta cambios constantes

 

  • Escríbenos a nuestro Consultorio Online
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…